Grandes vinos

EN UN ENTORNO ÚNICO

NUESTRA TIERRA

Viticultura

BIODINÁMICA


Nuestra filosofía arranca en el viñedo, trabajando con métodos respetuosos con el entorno y la fabulosa naturaleza que envuelve nuestras viñas. La mayoría de los viñedos con los que elaboramos nuestros vinos se encuentran certificados con el sello de Comité Andaluz de Agricultura ecológica.


GALERIA NUESTRA TIERRA

Las fincas

Y VARIEDADES

La fantástica adaptación de la Syrah a los suelos calizos del entorno de Padules y de la delicada Pinot Noir a las laderas pizarrosas de Sierra Nevada hacen de nuestros varietales unos vinos , delicados, complejos y exclusivos.




Cabernet Sauvignon, Merlot y Tempranillo en las zonas más altas con insospechados viñedos de secano en altura, plantas que viven únicamente de las nieblas provocadas por las brumas marinas provenientes del mar de Alborán y que se encuentran con montañas de hasta 2000 metros de altura en la Sierra de Gador. Este particular microclima unido a suelos pizarrosos y a una increíble amplitud térmica con grandes contrastes, permite la elaboración de vinos minerales y con una capacidad de crianza y envejecimiento excelente.




Nuestras variedades blancas en su mayoría son cultivadas en parrales para poder así frenar la acción directa del sol sobre los racimos. Los suelos son de tipo calcáreos con una textura franco-arcillosa y muy pobres, dando así su máxima expresividad, con delicados e intensos sabores frutales, florales y minerales. Podemos destacar las variedades Macabeo, Chardonnay, Sauvignon Blanc y nuestra excepcional Vermentino.


La tierra y el clima

LA TIERRA Y EL CLIMA


Una cuenca bien definida entre la sierra de Gádor que la separa del mar y las estribaciones de Sierra Nevada y la Sierra de los Filabres delimitan la Ribera del Andarax con un microclima, altitud media de 800 metros y exposición al sol idóneos para el cultivo de la vid.




Los terrenos calcáreos en pendientes producen las mejores uvas, en el caso de las uvas de mesa tuvieron en su época un reconocimiento y un mercado en el ámbito mundial y fue la fuente de riqueza y la base económica de la provincia de Almería en la primera mitad del siglo pasado. Hoy, parte de esos terrenos y hombres continúan criando las mejores uvas de vinificación dando como resultado estos vinos.



El excelente drenaje de estas tierras favorece un enraizamiento profundo de la viña que con las característica pedregosa de las parcelas y la pobreza de la tierra contribuye a la expresión de carácter del terreno. Asociado todo esto al clima de la Ribera del Andarax, otoños e inviernos fríos, una primavera húmeda y los veranos secos y soleados convienen de manera determinante al crecimiento de la viña y sobretodo a la maduración de la uva con una fineza y gama de aromas envidiables. Por lo accidentado de la orografía es muy difícil la mecanización y el trabajo sobre el terreno que se hace de manera tradicional ayudados por las mulas.


Pagos de Indalia utiliza cookies propias y de terceros para realizar análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar